Ya tenía ganas de ponerme con esta banda y con este baterista. Recuerdo que la primera vez que escuché a los Kings of Leon fue en el programa Saturday Night Live interpretando Sex on Fire. Me pareció un hit desde la primera nota hasta la última y la apariencia de la banda era bastante peculiar. Digo “peculiar” porque no le daban mucha importancia a estar en ese contexto, estaban a su rollo… creando esa atmósfera tan carismática. Años más tarde (este año en el Mad Cool) descubrí que son así, fríos como el hielo. Tocan de muerte pero un poquito de interacción con el público hubiera estado bien.

La canción está colocada en tercer lugar del disco Only by the Night de 2008. No lo voy a negar, es sin duda uno de mis discos favoritos de este siglo. Cada corte es una obra maestra y debería ser de obligada escucha en los colegios. Todas las canciones muy diferenciadas pero unidas por la voz de Caleb y las raíces socioculturales de la familia Followill. Tienen un equilibrio perfecto entre el rock sureño y el pop aéreo de grandes bandas como U2. Todo sin ser muy evidente y con unos arreglos exquisitos (se nota que me gusta ¿no?). Caleb, Nathan, Jareb y Matthew son la definición perdida de BANDA, algo que en esta época parece imposible de encontrar.

¿Hablo del señor de los tambores? Creo que lo único malo que puedo decir de Nathan es que tiene un problema con el chicle y aun así mola la apariencia que le da. Canta, tiene un tiempo de muerte, tiene sonidazo, es creativo, es preciso y parece el hijo de Bonham y Keith Moon. También debería analizarse en la escuelas de batería en una asignatura con el título “Cómo ser una súper estrella y además ser un buen baterista”. En este tema en concreto hace exactamente lo que tiene que hacer, ni más, ni menos. Una buenísima dinámica de elementos, un par de fills que te llevan a las partes fuertes y un big fill muy suyo. Esos uno de esos rellenos que podrían destrozar cualquier batería por la energía que desprende (y sólo usa semicorcheas). Es alucinante lo que se puede hacer con un tambourine, algo también muy suyo.

Si aun no les conoces te los recomiendo fervientemente porque te van a sorprender. Un buen comienzo es imprimirte esta partitura y tocarla tal cual, verás que tiene algunas trampas escondidas. Cuando tengas alguna duda… ¡¡Me escribes!! Que para eso estamos. Ya sabes que la primera clase es gratis.

Pincha en la imagen para ir a la sección de partituras

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.