Archivos de la categoría ‘Partitura’

No sabéis lo orgulloso que me siento cuando una alumna transcribe una partitura, es un paso de gigante en su aprendizaje y es un aporte de motivación extra para seguir mejorando. Lo que en un principio son golpes realizados mediante la memoria se transforman en sonidos organizados. Esta organización ayuda a que la alumna pueda crear una red en su mente que le permite entender la música a otro nivel. Este concepto de “Red” es una de las enseñanzas más importantes que he aprendido de mi Maestro, Paco García.

Laura se ha lanzado con una canción de los Black Keys, Tighten Up. Ha seguido todos los pasos para crear un esquema:

  • Entender el pulso y el compás.
  • Definir las partes con las letras de ensayo.
  • Contar compases.
  • Transcribir los ritmos y fills principales, y definir la dinámica de elementos.

Después he usado ese esquema para crear la partitura completa. El trabajo ya estaba muy avanzado así que ha sido bastante fácil.

En cuanto a la canción… pues lo normal en los Black Keys, un temazo. Dan y Patrick nos tienen acostumbrados a sacar de lo “simple” petróleo y este tema no se queda atrás. Es cierto que el ritmo de la batería tiene su aquel pero se puede simplificar y disfrutar plenamente. Está muy organizado, cada parte es fácil diferenciar y como guinda tiene un cambio de tiempo al final. Salió en 2010 y pertenece al álbum Brothers.

Para su transcripción he tenido que ir al directo y ver cómo lo toca Patrick Carney. Esto es algo que hago habitualmente para asegurarme de que lo que transcribo es fiel al baterista y omito algunos “golpecitos” añadidos con maquinita. Sé que debería transcribir lo que escucho al 100% pero hay zonas que es mejor dejarlas como el directo, así son más fáciles de tocar.

Como ayuda para tocar el cambio de tiempo final recomiendo copiar el directo. Justo en el compás anterior al cambio hacer un ritardando. También está bien hacer el cambio directamente, no suele ser muy habitual pero puedes encontrarlo en alguna circunstancia.

¡Anímate! Descarga el tema y ponte a tocarlo. Si esas endemoniadas semicorcheas de bombo te ponen en problemas no dudes en visitar la Escuela. Hay algunos trucos que te vendrán muy bien (técnica del arrastre, pierna-tobillo…).

 

Pincha en la foto para ir a la sección de partituras

Ya está aquí, ya llego… La primera partitura transcrita por un alumno. En este caso es la canción Sister Golden Hair del grupo America (del álbum Hearts). Es una composición de Gerry Beckley miembro fundador del grupo y uno de sus mayores hits. Según la Wiki para crear la base Gerry se inspiró en el tema Sweet Lord de George Harrison y ¿Sabéis quién fue el productor? George Martin. Este tema me recuerda a cuando empecé a tocar en garitos por Madrid junto a Gastón Barrera. En aquel entonces tocábamos versiones y esta canción siempre sacaba a bailar al público. ¡Qué tiempos aquellos!

Parece que es sencilla pero tiene algunas dificultades ocultas entre sus compases. Son dignas de mencionar las variaciones que el batería Willie Leacox toca en los platos de ritmo y también el delicioso fill que hace en los compases 41 y 42, introduciendo el bombo después de las manos. Este debe ser muy importante para él por lo reproduce exactamente igual en los directos que he podido ver por YouTube.

Volviendo a la transcripción quiero mencionar lo importante que es conocer el lenguaje musical. Leer y escribir no sólo es una cuestión clásica de la música, es conocer los entresijos del ritmo. Favorece el aprendizaje y te abre las puertas para desarrollar tu potencial. Cuando transcribes una canción o a un baterista estás describiendo sus rudimentos, su forma de tocar, su alma en el instrumento. Con cada canción que pasas al papel (o al ordenador) te armas de un buen puñado de recursos que, sin lugar a dudas, utilizarás toda tu vida. Cuantos más recursos tengas mejor será tu forma de expresarte con la batería. Al final transcribir es aprender, mejorar y lo puedes hacer de forma autónoma.

Espero haberte dado ánimos para empezar a transcribir y si necesitas ayuda sólo tienes que pasarte por la Escuela. Estaré encantado de resolver todas tus dudas, las del programa también. Por cierto, el alumno ha utilizado el MuseScore, es gratuito y funciona bastante bien.

 

Pincha en la imagen para ir a sección de partituras

Qué mejor manera de empezar el año que con una transcripción sencillita de un tema que pertenece a la historia del Rock ‘n’ Roll. Tom Petty ya tenía una larga carrera con los Heartbreakers cuando decidió sacar un álbum en solitario, Full Moon Fever. No sentó muy bien a algunos miembros pero otros llegaron a colaborar con él en este disco. Exploró sus raíces y sus influencias, y a la vista de las baterías de casi todos lo temas no quiso complicarse demasiado. El cuadro al completo era lo importante. Sin duda es un disco que recomiendo escuchar detenidamente.

En concreto, Free Fallin’ se centra en uno de los ritmos más importantes en corcheas. Se la suelo poner a mis alumnos como práctica ya que de principio a fin sólo tiene un ritmo. Puede costar un poco pero si te centras en el bajo el groove sale solo. El baterista encargado de los “palitos” es Phil Jones. No había oído hablar de él pero a juzgar por la discografía de su web (https://philjonesdrums.com/) tiene una buena trayectoria como músico de sesión. Su aportación es… lo que tiene que ser. El tema y el disco no necesitan nada más, lo importante es la música, la letra… el interés general. Los fills son patrones básicos de semicorcheas y los crescendos (cargas) ni siquiera usan el bombo. No pasa al ride en ningún momento y para oxigenar el oído hace una marcha en la vuelta a la estrofa. En esta parte me surgió una duda pero al final creo que se solaparan dos baterías. He decidido hacer una mezcla y poner un hi-hat a corcheas con el pie y enganchar el crescendo directamente (doblando la mano izquierda en la caja). Otra cosa que me ha llamado la atención es el hi-hat sin dinámica, es decir, igual en todo el compás. Supongo que estaba de moda sonar a “maquinita”.

El resto de instrumentos, pues 3 acordes y un bajo pedal que viene y va. La viva imagen de que menos es más cuando hay talento. Buenísima canción para tocar en un combo o para soltarte con otros instrumentos.

Poco más que añadir, iPad o impresora y a tocar. Cualquier otra duda… info@escuelaborjacortes.com y estaré encantado de ayudar. Por cierto, ¡¡¡FELIZ AÑO!!!

pincha en la fotografía para ver la partitura

NEW YORK: Tom Petty from Tom Petty and the Heartbreakers posed in New York in 1976 (Photo by Richard E. Aaron/Redferns)

Tampoco es que haya tocado con ellos o tenga algún familiar en la banda… simplemente coincidí con Vetusta Morla en una ocasión muy especial para mi.

Los conciertos de Radio 3 han sido muy importantes en mi vida musical, antes de que supiera dar un baquetazo ya había asistido a un par de ellos como público. Estoy hablando del finales de siglo, se dice pronto. Allí pude ver en vivo y en directo a bandas como Dover o Kabuto Jr. y otras tantas en diferido como Undrop o Super Skunk. La música indie estaba en alza y a mi me pilló en todo el medio (gracias también a la paciencia y dedicación de mi hermana mayor).

Quiso el destino que unos años más tarde me decantase por estudiar un módulo de formación profesional de sonido y acabase en… Radio 3 y por si fuera poco los astros se alinearon para que pudiera asistir al concierto de Vetusta Morla en 2004 como asistente técnico. Literalmente me volaron la cabeza. Llevaban a un tipo que tocaba la tabla, la voz del cantante era poco más que de otro planeta y la banda sonaba como un cañón. Supe que iban a llegar muy lejos.

Ahora, aquí me tenéis, transcribiendo ese tema que me fascinó desde la primera nota: La Marea. Primero perteneció al EP Mira y más tarde a su LP de debut Un Día en el Mundo. Creo que la versión que he transcrito es la de este último aunque ambas versiones difieren muy poquito.

El tema, a falta de una definición mejor, es perfecto. Toda la producción y cada uno de los instrumentos por separado. Sencillos de escuchar y complejos de ejecutar, llevando a la mente a cualquier rincón del mundo donde puedas pisar mar. La línea de bajo es increíble, siendo compleja en las estrofas y muy sencilla en los puentes y estribillos. La voz… extravagante y seductora; la batería… puff.

La batería es cruda, natural, como un menú de alta cocina aderezado c0n percusiones bien elegidas. La tabla que interviene en la segunda estrofa ya es para salir a la calle y cantar a viva voz. Hay dos Fills en todo el tema, el primero sin bordón (no podría haberse hecho mejor) y el segundo tiene 4 golpes ¿Para qué más? David García “El Indio”… GRACIAS.

Así paso mi día, escucho, analizo, transcribo, toco y a veces escribo un poco. Todo esto para mostrar al alumno el camino más divertido y asequible para llegar a sus objetivos. Si quieres descubrir ese camino te animo a que te acerques a conocer la Escuela Borja Cortés, donde la música es lo más importante.

Pincha en la foto para ir a la sección de partituras

Ya tenía ganas de ponerme con esta banda y con este baterista. Recuerdo que la primera vez que escuché a los Kings of Leon fue en el programa Saturday Night Live interpretando Sex on Fire. Me pareció un hit desde la primera nota hasta la última y la apariencia de la banda era bastante peculiar. Digo “peculiar” porque no le daban mucha importancia a estar en ese contexto, estaban a su rollo… creando esa atmósfera tan carismática. Años más tarde (este año en el Mad Cool) descubrí que son así, fríos como el hielo. Tocan de muerte pero un poquito de interacción con el público hubiera estado bien.

La canción está colocada en tercer lugar del disco Only by the Night de 2008. No lo voy a negar, es sin duda uno de mis discos favoritos de este siglo. Cada corte es una obra maestra y debería ser de obligada escucha en los colegios. Todas las canciones muy diferenciadas pero unidas por la voz de Caleb y las raíces socioculturales de la familia Followill. Tienen un equilibrio perfecto entre el rock sureño y el pop aéreo de grandes bandas como U2. Todo sin ser muy evidente y con unos arreglos exquisitos (se nota que me gusta ¿no?). Caleb, Nathan, Jareb y Matthew son la definición perdida de BANDA, algo que en esta época parece imposible de encontrar.

¿Hablo del señor de los tambores? Creo que lo único malo que puedo decir de Nathan es que tiene un problema con el chicle y aun así mola la apariencia que le da. Canta, tiene un tiempo de muerte, tiene sonidazo, es creativo, es preciso y parece el hijo de Bonham y Keith Moon. También debería analizarse en la escuelas de batería en una asignatura con el título “Cómo ser una súper estrella y además ser un buen baterista”. En este tema en concreto hace exactamente lo que tiene que hacer, ni más, ni menos. Una buenísima dinámica de elementos, un par de fills que te llevan a las partes fuertes y un big fill muy suyo. Esos uno de esos rellenos que podrían destrozar cualquier batería por la energía que desprende (y sólo usa semicorcheas). Es alucinante lo que se puede hacer con un tambourine, algo también muy suyo.

Si aun no les conoces te los recomiendo fervientemente porque te van a sorprender. Un buen comienzo es imprimirte esta partitura y tocarla tal cual, verás que tiene algunas trampas escondidas. Cuando tengas alguna duda… ¡¡Me escribes!! Que para eso estamos. Ya sabes que la primera clase es gratis.

Pincha en la imagen para ir a la sección de partituras

 

¿Faltaba una partitura de Aerosmith? Pues sí. No sólo de esta bandaza sino de muchas otras que poco a poco iré rellenando.

¡¡Seguimos Soñando!! o ¡¡Sigo Soñando!! o ¡¡Dream On!! con este increíble proyecto de la Escuela Borja Cortés. Este año se han apuntado más alumnos y ya casi no tengo huecos libres (avisados quedan los que quieran apuntarse 😉 ).

De paso, introduzco este temazo de la banda de Boston. Tercer corte de su álbum debut “Aerosmith” lanzando en 1973, aunque la canción fue compuesta unos años antes cuando Steven Tyler tenía 17 o 18 años.  Es una canción ideal para iniciarse en cualquiera de los instrumentos que suenan, en menos de lo que piensas puedes estar tocándola… bueno… excepto en la voz  XD

La parte de batería es muy fácil de leer y tiene un poquito de todo. Quizás debería decir que es la canción con más crescendos que he tocado en mi vida, además de unos cuantos golpes de bombo/crash. Tiene muchas partes y te obliga a estar muy atento y a contar compases (ideal para las clases).

Como siempre te animo a descargarla, imprimirla y ponerla en tu atril. No vas a tener ningún problema y si lo tuvieras siempre puedes pasarte por la Escuela y te ayudaremos encantados. ¡¡Ánimo!! y sigue soñando… sueña siempre, aunque estés despierto. Sobretodo sueña con la música.

Pincha en la imagen para ir a la partitura

¡¡Yuju!! Por fin he rellenado un hueco imperdonable en las partituras, una canción de los Foo Fighters. Sin duda una de los hits más potentes de la banda norteamericana, The Pretender.

En mis comienzos con la batería recuerdo haber tocado algún tema suyo pero no ha sido hasta hace bien poquito que he podido disfrutar de su música en directo. Sin ir más lejos con “Le Petit” el viernes pasado, no salió muy allá todo hay que decirlo. Para tocar a Taylor hay que estar descansado y estudiar un poco más.

El tema abre el álbum Echoes, Silence, Patience & Grace que salió a la venta en 2007. Al parecer el tema había quedado descartado en primera instancia pero en un parón de la grabación Dave consiguió meterlo de nuevo en el partido. Suele pasar con las obras de arte, surgen cuando menos te las esperas. Como tema de inicio es inmejorable. Me imagino al mayor fan escuchando esa Intro con algo de suspicacia y desánimo cuando sin esperarlo las cajas de Hawkins hacen temblar el suelo.

Si el rock se define por los riffs de guitarras este encaja a la perfección en ese catálogo. La sensación de unísono en las estrofas es brutal y no permite que te quedes quieto. Cuando llega el estribillo sólo puedes salir a la calle y enfrentarte a 40 antidisturbios.

¿Y la batería? El mayor reto es la velocidad. No es excesiva pero si hay que tener una buena técnica, sobretodo de pie derecho. Hay poco virtuosismo pero una creatividad asombrosa. La parte del puente cuando pasa al timbal es sencillamente una genialidad. Un crescendo que sorprende a cada paso y que cumple con creces su función. ¿Qué se puede esperar de una banda que tiene 2 de los mejores bateristas de rock de la época? No por casualidad Tommy Igoe nombra a Taylor Hawkins en su lista de bateristas del estilo, compartiendo líneas con leyendas vivas y muertas.

Hay que estudiar a Grohl y hay que estudiar a Hawkins… no es negociable. Ya sabes que siempre puedes contar con la Escuela si algún tema se te resiste. No podemos obligarte a estudiar pero sí hacértelo más fácil. No me canso de repetirlo, ¡¡La Primera Clase Gratis!!

 

Pincha en la foto para acceder a las partituras